Programa de ejercicio físico para adolescentes que entrenan a baloncesto

Programa de ejercicio físico para adolescentes que entrenan a baloncesto

Es posible combinar actividades diarias, deportes y ejercicio formal para crear un programa de acondicionamiento físico saludable que mantendrá activo a su hijo.

 

Índice

 

Ejercicio aerobico

 

Se recomienda que los jugadores realicen al menos 60 minutos de actividad aeróbica al día. Si bien puede parecer mucho, su hijo puede estar haciendo un buen ejercicio cardiovascular sin siquiera darse cuenta de que podría estar caminando, haciendo ejercicio, andando en patineta, corriendo o incluso bailando.

Si a su hijo le da vergüenza hacer ejercicio, es posible que incluso use juegos que incluyan actividad física para satisfacer sus necesidades cardiovasculares diarias. No es necesario hacer todo el ejercicio cardiovascular en 60 minutos: su hijo puede dividirlo a lo largo del día para una mejor gestión.

 

Entrenamiento de fuerza

 

Si bien su hijo no necesita ir al gimnasio y planchar todos los días, el entrenamiento de fuerza 3 veces por semana es una parte integral de un programa saludable de acondicionamiento físico para adolescentes.

El entrenamiento de fuerza puede ayudar con el control del peso y puede incluir todo, desde ejercicios de peso corporal como sentadillas y abdominales hasta levantamiento de pesas.

Se recomienda que los adolescentes apunten a hacer de 8 a 15 entrenamientos por entrenamiento. Si a su adolescente le gustan los deportes, el entrenamiento de fuerza generalmente también incluye ejercicio y acondicionamiento.

 

Flexibilidad y fortalecimiento de los huesos.

 

Los ejercicios de flexibilidad completan un programa de acondicionamiento físico saludable al ayudar a los adolescentes a mantener su rango de movimiento, mientras que actividades como saltar la cuerda ayudan a mantener los huesos fuertes. Ambas actividades son importantes para la salud general de los adolescentes.

 

Ya sea que haga yoga en la escuela, juegue baloncesto con amigos o simplemente salga a correr, deje que su hijo agregue estas dos actividades a su entrenamiento diario de 60 minutos para un programa de acondicionamiento físico completo y gratificante.

 

Motivación y Seguridad

 

Al animar a su hijo a hacer más ejercicio y utilizar un programa de acondicionamiento físico regular, es importante centrarse en el disfrute y la salud, en lugar del peso como principal motivador.

Su hijo puede sentirse acomplejado por su peso y señalarlo puede ser vergonzoso.

También es muy importante que cuando su hijo participe en deportes y otras actividades físicas, tenga el equipo de protección adecuado para evitar lesiones. En última instancia, la lesión pondrá a su hijo en forma hasta que vuelva a estar activo.

 

Velocidad

 

La velocidad es esencial en muchos deportes, y la capacidad de desarrollarla rápidamente es una habilidad deseable. Por ejemplo, si eres atleta, nadador, ciclista o patinador de velocidad, la velocidad es la parte más importante de tu programa.

La velocidad también es un factor importante en otros deportes como el boxeo, el fútbol, ​​el rugby, el baloncesto y el hockey.

Para ayudar a determinar su progreso y determinar si se está volviendo más rápido, deberá probarse a sí mismo a diferentes tipos de velocidades.

Un ejemplo de una prueba de velocidad es la carrera de 100 metros, es una medida que ayuda a determinar la velocidad de carrera de los jugadores universitarios. También se considera la prueba más prestigiosa del campamento anual.

 

Corre lo más rápido que puedas de principio a fin.

 

Pídele a un amigo que mida el tiempo con un cronómetro e intenta superar ese tiempo la próxima vez que lo inicies. Intente utilizar una postura de tres o cuatro puntos desde la línea de salida.

En una postura de tres puntos, ambos pies están en el suelo con un brazo hacia abajo, mientras que en una postura de cuatro puntos, las cuatro extremidades están en el suelo.

Necesitarás los conos, un cronómetro y una cinta métrica que mida 5 m entre los conos. Tome dos conos, separados por 5 metros. Corre lo más rápido que puedas hacia el cono opuesto y vuelve al punto de partida. Irás adelante y atrás cinco veces. Esto no es solo un indicador de velocidad, sino también de maniobrabilidad.

 

Si eres jugador de hockey, nadador o jugador de béisbol, es posible que necesites pruebas especiales para medir tu velocidad. Use un cronómetro para todas estas pruebas.

Los nadadores pueden nadar 100 m, que es dos longitudes de piscina en una piscina olímpica. Los jugadores pueden comenzar en la línea roja en el centro del hielo, y cuando el cronómetro diga «Vamos», conducir una vuelta completa alrededor del campo hasta que regresen al punto de partida. Los jugadores de béisbol pueden controlar su velocidad corriendo desde el home hasta la primera base a toda velocidad.

 

Todo adolescente debe entrenar para prevenir dolor de pies al jugar a basketball y evitar lesiones como las de Lebron James

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies